Que el deporte adaptado cada vez tiene más presencia en Valencia es una evidencia. Son numerosos los equipos que en los últimos años que se han creado y se han unido a respectivas ligas autonómicas y nacionales. El último en sumarse ha sido el CAU Rugby Valencia con la creación de un equipo de rugby inclusivo que ya cuenta con 20 jugadores.

El CAU Valencia apuesta por el rugby inclusivo con su nuevo equipo

Hace apenas unos días se celebró la primera gran trobada entre diferentes clubes en Cullera. Ángela Soria, una de las entrenadoras del nuevo equipo inclusivo, explica que «los chavales se lo pasaron en grande. Apenas llevamos dos semanas entrenando. Empezamos el primer partido con un poco de miedo, pero poco a poco se fueron soltando«.

En esta primera gran jornada el CAU también jugó junto al Rugby Club Valencia, ya que no disponían de jugadores suficientes. Por otra parte, les Abelles, que llevan más tiempo trabajando con un equipo inclusivo, también estuvo presente. En total, en la trobada jugaron ocho equipos con 15 jugadores de media en cada uno de ellos, lo que ya hace intuir la gran cifra de jugadores y acompañantes que se juntaron el pasado fin de semana.

Rugby Club Valencia y CAU.

Un equipo lleno de ilusión

Esos primeros minutos disputados fueron la piedra de toque para los chicos de la Asociación San Vicente, así como para los integrantes de un piso tutelado. Estas dos partes, sumadas a otros tantos, forman un grupo de 20 personas, lo que supone «una cifra espectacular», como define Ángela.

De hecho, la propia entrenadora detalla que en Cullera fueron el equipo más joven: «La media de edad la tenemos entre unos 18 y 19 años. Aunque es cierto que en la casa tutelada hay personas de 40 y 50 años. El abanico es muy amplio. También tenemos cuatro chicas en el equipo, pero no hay distinción». La inclusión dentro del equipo inclusivo de rugby también es total y en pocas semanas se está comprobando.

El equipo entrena en el río los martes y los viernes por la mañana entre las 11:00h y las 14:30h. Con la ilusión con la que afrontaron la primera trobada en Cullera, ahora también preparan lo que está por llegar: una segunda trobada el 4 de mayo en Moncada y otra en junio de nuevo en Cullera. Aunque, claro está, esto es secundario y la prioridad ahora es disfrutar entrenando.

Concretar el reglamento adaptado

Uno de los aspectos también relevantes y, además, tratándose de deporte adaptado, es saber entender y manejar bien el reglamento. Al respecto, Ángela comenta que «es un proyecto que lleva muy poco tiempo y se está trabajando en ello. Las reglas se tiene que pulir más. La Federación nos pasó un reglamento, pero hay que especificar los diferentes colores que llevan los jugadores sobre el campo para ver las limitaciones de cada jugador».

«Es muy importante que los chicos confíen en ti y les expliques muy claro lo que tienes que hacer»

También juega un papel fundamental los facilitadores, quienes Ángela define como «jugadores retirados que les echamos una mano para iniciar el juego y que no se paren». Añade la entrenadora que «es muy importante esa figura. Que los chicos confíen en ti y les expliques muy claro lo que tienes que hacer. Esa figura la estamos llevando muy bien».

Los precursores del proyecto y de este nuevo equipo de rugby inclusivo en el CAU han sido Marcos Armiñana, quien llamó a Ángela para entrenar, así como Pedro Cesanelli, Pedro García y Marc Boix. Sergi Muñoz es también entrenador junto a Ángela. La entrenadora valenciana ha jugado en Australia, Galicia, País Vasco y, en los últimos cinco años, en Bayona. Ahora, tal vez, está inmersa en el proyecto más especial de su carrera.