Sueños hechos realidad a base de esfuerzo y muchos entrenamientos. Kike Alhambra Mollar (Paterna, 19 años) es otro de los valencianos que estará en los Juegos Paralímpicos de París. El joven nadador certificó el pasado fin de semana en el Campeonato de Europa disputado en Madeira (Portugal) su billete para la cita olímpica cuando todavía no ha cumplido ni 20 años. Los tendrá ya en el momento de la competición (28 agosto-8 septiembre).

Kike Alhambra, la nueva promesa valenciana de la natación adaptada que ya triunfa a nivel mundial

«El objetivo está cumplido, que era conseguir la mínima. No todo el mundo va a todas las competiciones, por tanto va variando la clasificación de cara a los Juegos, pero ahora ya la he certificado», comienza explicando feliz a YoSoyNoticia.es.

«Tenía el objetivo de conseguir alguna mínima B. A nivel internacional existe la mínima que especifica el Comité Internacional. El Comité Español hace también sus propias mínimas con la B y el Internacional con la A, que si la consigues sí o sí te aseguras ir», añade.

El nadador con discapacidad visual del Proyecto FER consiguió bajar de su tiempo (58:83) en dos ocasiones en la prueba de 100m mariposa S13. En semifinales hizo una marca de 57:54 y, la final, la completó en 56:60. No pudo subirse al podio, pero logró esa deseada mínima A que le permitirá estar en la gran cita deportiva de todo deportista.

«Nunca me hubiese imaginado que con 20 años pudiera ir a los Juegos»

El momento para certificar que había conseguido la mínima A se demoró, pero no por la competición en sí, sino porque el propio Kike no se lo creía: «Tuve que confirmarlo unas tres o cuatro veces. Primero el médico, tras la carrera, me dijo que había hecho mínima. Me puse contento y salí corriendo hacia mi entrenador. Y luego llamé a mi padre para que me lo volviese a confirmar. No me creía que había hecho ese tiempo». Y añade: «Nunca me hubiese imaginado que con 20 años pudiera ir a los Juegos».

A Kike Alhambra ahora le espera un período de preparación para la gran cita duro, pero muy bonito y especial. El de Paterna va a saborear durante estos meses lo que acudir a la gran cita a la que todo deportista quiere llegar.

Mientras tanto, tendrá varias competiciones que él mismo define como «entrenamientos fuertes» para exigirse y prepararse al máximo. Una de ellas será el Campeonato de España de verano. «Y también habrá algún Open en Berlín. Vamos a preparar volumen y carga hasta los Juegos, que es la cita importante de año. Van a ser campeonatos que me sirvan para entrenar», confirma.

Pero todo sin descuidar los estudios. Kike estudia el Grado Superior de Deportes y ya está cursando el último año. «Ya estoy con las prácticas y con el TFG de grado», comenta. La compatibilidad siempre es importante y se convierte en un elemento clave en el día a día de disciplina y orden mental y físico. A por los Juegos, Kike.